La Venus de El Vedado

Publié le par Boris Leonardo


Nacida de la espuma.

Te cubres, Venus, si la mirada de un transeúnte explora tus senos, y luego desciende por los pliegues del peplo hasta tus piernas. Accidentales encuentros que no erosionan tu pequeña divinidad, protectora de las veleidosas aguas de una fuente de El Vedado.

De espaldas al mar, por la lógica imprecisa de un arquitecto, no ocultas tu desdén ante ese armatoste de acero y hormigón que te corteja: Argos de cien ventanas.

Presa entre caminantes lascivos y un espanto cúbico; al borde de un mar de cemento adusto, ¿qué íntimo esplendor sujeta tu ser a la piedra? ¿a qué tan estéril persistencia?

 

 

 

Commenter cet article

petitlouis 07/04/2008 10:08

Un peu rongée par le selLa convoitise des marinsDans sa coquilleGourmandée comme une glace de Coppelia !

Yordán 06/04/2008 02:49

Genial Borges! Poesía pura!